A 4 meses, en el INTI no sobra nadie

A 4 meses de lucha, donde la junta interna de ATE-INTI viene defendiendo a sus despedidos en una feroz lucha contra su presidente, el barrabrava Javier Ibáñez, quien los ataca constantemente despidiendo trabajadores, descontando días de paro, desconociendo las órdenes del juez de reincorporar empleados, echando más trabajadores.

Y este día no fue la excepción ya que una gran fuerza policial se desplegaba en las puertas del instituto, sin ganas de dejar pasar a nadie. Pero eso tampoco hizo retroceder a los compañeros de ATE y, frente a la fuerza de la Ley, hicieron un acto público.

Allí habló Claudio Lozano, presidente de UP, quien llevo el compromiso que siempre tuvimos con el INTI y repudió esta militarización “que vive el organismo y que es la misma que tuvimos en el Parlamento Nacional el 14 y 18 de diciembre y que tiene que ver con el proceso de represión en el sur, que provocó la desaparición de Santiago Maldonado y el asesinato de Nahuel. Y con un Ministerio de Seguridad que construye una y otra vez la idea de que hay un enemigo interno en la Argentina, una cédula  terrorista para confrontar con el conjunto del pueblo Argentino. En realidad es un momento difícil donde no tenemos que abandonar la lucha, priorizar el máximo nivel de unidad y de amplitud para golpear donde corresponde. Lo que tenemos como resultado de la corrida cambiaria no es solo el aumento del dólar, la caída de los salarios, la destrucción del financiamiento de poder adquisitivo, ni el problema con el fondo, sino la decisión de un gobierno de tratar de avanzar con el apoyo del fondo y del establishment empresario local  a confrontar con el conjunto del pueblo y a disciplinarlo. En esto se juega la posibilidad de quebrarle o no el brazo para poder abrirles la puerta a una perspectiva distinta. Y debemos ser muy inteligentes. Del mismo modo que hay una confrontación en un organismo como este, al despedir a 7 compañeros más cuando todavía tenemos 258 despedidos, del mismo modo se está provocando al conjunto de la sociedad argentina a medida que destruyen el poder adquisitivo de nuestra población”.

Luego siguió el turno de Pancho Dolmann, Delegado General ATE INTI, quien insistió,  “que estos despidos tienen que ver con una reestructuración del INTI, con un achique del INTI, con un ajuste. Por la información que nos está llegando por directores o por compañeros que no están de acuerdo con esta nueva estructura, que significa un achicamiento muy profundo de la institución. Funciones que antes se hacían, no se van a hacer más. Centros de investigación históricos van a dejar de existir. Y, para eso, tienen que doblegar a la organización gremial. Dentro de los 258 despidos, había 194 afiliados a ATE, una organización que llevamos construyendo hace mucho tiempo y, que hoy, la estamos poniendo a pruebas. Porque no hubiera sido posible resistir 4 meses sin ella”.

En su momento, Ricardo Peidró, Sec. Adj. CTA Nacional, sostuvo que “venimos resistiendo, construyendo esa resistencia, construyendo poder en las calles, donde se demuestra la unidad, en el calor de las luchas. Estos nuevos despidos son una nueva provocación, este recrudecimiento de las fuerzas represivas, va en línea con que las fuerzas armadas, como lo intentan hacer, tengan injerencia en la represión interna. Y, si creen que con eso nos van a amedrentar, están equivocados”.